Tulum Beach, Riviera Maya

La ciencia contra las predicciones mayas

La ciencia contra las predicciones mayas

Fuente El Universal

Sin bien se ha hecho una gran ejercicio de comunicación de que el 21 de diciembre no será el fin del mundo, apocalípticos siguen insistiendo que este fatal fenómeno sucederá, por ello la ciencia ha dado explicaciones para las supuesta ‘predicciones mayas’

A pocos días de que se cumpla el plazo del 21 de diciembre, diferentes personajes como la NASA y el Vaticano han declarado como falsas la supuestas predicciones mayas que vaticinan el fin del mundo, a pesar de ello seguidores de estas visiones apocalípticas continúan.

2012-doomsdayDe acuerdo al diario ABC.es, dependencias estadounidenses han recibido miles de correos electrónicos pidiendo instrucciones sobre como comportarse ante la catástrofe que se espera, incluso personas han amenazado con quitarse la vida.

Sin embargo, hasta el día de hoy no se ha reportado ningún comportamiento extraño en la Tierra, ni en el cielo y por su parte el Sol mantiene su actividad normal.

Por lo que las preocupaciones son exageradas, además diferentes especialistas de diferentes áreas de estudio como Guillermo Bernal, epigrafista de la UNAM, aseguran que el fin del calendario de cuenta larga representa unrenacimiento simbólico, además de que se aclarado por diferentes fuentes que la concepción maya del tiempo es cíclica por lo que no hay un fin específico, sino nuevos comienzos.

Diferentes astrónomos, y la NASA misma, han planteado que la astronomía no ve como posibles las prediccionesya que no se han visto cambios evidentes en los campos magnéticos o en el cielo recientemente.

Para dejarlo más claro presentamos los supuestos hechos fatídicos que sucederán este viernes y las razones científicas que aseguran que no sucederán.

Ráfaga solar

Uno de los postulados del supuesto fin del mundo es el que dice que una inesperada y enorme llamarada solar destruirá toda la vida que se conoce en el planeta. Esto se ha basado en que el 21 de diciembre ha coincidido con el regular ciclo solar que sucede cada 11 años y en el cual el astro presenta mayor numero de eyecciones de masa coronal y manchas solares, algo que se tiene bien estudiado.

La debilidad de este argumento reside en que el punto máximo de actividad solar se tiene programado para finales de 2013, además de que no es uno de los ciclos más activos que ha tenido el Sol desde que se tiene registro del fenómeno.

Una llamarada solar no sería suficiente para destruir a la humanidad y a todo ser viviente, el mayor riesgo es para los sistemas eléctricos y de telecomunicaciones.

Sin embargo, el Sol sí será culpable de la destrucción del planeta pero eso sucederá hasta dentro de 4.5 mil millones de años, cuando el astro agote su combustible y se expanda hasta alcanzar la órbita de Venus, en ese momento la Tierra será inhabitable.
Un planeta o asteroide se impactarán en la Tierra

Mayan-Calendar-Doomsday-PredictionUna de las predicciones que se han hecho y difundido es que el planeta recibirá el choque de objeto celeste con dimensiones enormes que destruirán a la humanidad. Uno de estos objetos es el mitológico planeta Nibiru el cual está del otro lado del Sol y se acerca ala Tierra cada 3 mil 600 años.

Existe la posibilidad de que en los extremos del Sistema Solar existan objetos celestes que no se han podido captar aún. Si este imaginario planeta se estuviera acercando su avistamiento ya habría sido reportado por alguna agencia espacial, ya que habría existido anomalías gravitacionales en el Sistema Solar o bien sería un objeto que a simple vista se observaría más grande que la Luna.

En cuanto a asteroides, si bien se ha reportado el acercamiento de estos objetos, como el Tutatis que pasó cerca de nuestro planeta el 12 de diciembre pasado, hasta hoy no se ha reportado ningún objeto que presente un peligro inminente para la humanidad, esto no quiere decir que en el futuro lejano sea una realidad que pueda suceder.

Esconder este tipo de información, para los que existe un complot de los gobiernos, es imposible debido a una basta red de astrónomos aficionados que observan el cielo y catalogan asteroides frecuentemente, como sucedió a mediado de octubre pasado, por lo que de existir un fenómeno como tal acercándose a la tierra sería complicado.

Inversión del campo magnético

Este fenómeno consiste en que el polo magnético norte y sur del planeta se invierten, lo cual sucede entre una y cinco veces cada millón de años, y la última vez fue hace 780 mil años, y por ahora no hay indicios de que un proceso como este vaya a suceder en el futuro próximo.

Durante este proceso el planeta se encuentra más expuesto a la radiación cósmica y solar pero no representa ningún peligro para la vida. Argumento que se da en otra supuesta predicción maya.

Hasta ahora no hay evidencia de que esta antigua civilización dotará de importancia a los campos magnéticos y a las llamaradas solares, según el antropólogo y astrónomo Anthony Aveni de la Universidad de Colgate en EU.
Alineación galáctica

endtime.wheelEl 21 de diciembre, además del solsticio de invierno sucederá una alineación del Sol y la Tierra con el centro de la Vía Láctea, lo que ha generado la creencia de que oscuros poderes se abrirán camino con dicho acomodamiento para destruir la Tierra.

Este tipo de fenómenos geométricos no provocan ningún efecto sobre los objetos celestes que lo componen. Además, el centro de la galaxia no se puede determinar con precisión, debido a que la posición del planeta no permite conocer su tamaño y forma real.

Intensa actividad volcánica

Los seguidores de las visiones apocalítpcas de este 21 de diciembre aseguran que un súpervolcán entrará en actividad lo que acarreará el la destrucción de la vida.

Si bien es cierto que enormes erupciones volcánicas, como la de Sumatra, han estado a punto de crear grandes catástrofes, debido procesos que crearon algo parecido a un invierno nuclear, donde la humanidad casi desaparece, hoy es bien sabido cuáles son los puntos volcánicos con mayor actividad del planeta, los cuales son monitoreados constantemente.

Las súpereurpciones han sido poco frecuentes en la historia del planeta, y se calcula que en promedio sucede una cada 700 mil años, en la actualidad no hay pruebas o indicios de que un suceso como este vaya a desencadenarse en un futuro próximo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s